Prevención de ansiedad frente al Covid-19

Trastorno neurocognitivo mayor ¡Demencia!
agosto 3, 2020
Show all

Prevención de ansiedad frente al Covid-19

Jhonan Meran

Psicólogo clínico

 

El mundo está pasando por los efectos transitorios de la pandemia del covid-19, un tipo de coronavirus que ha hecho sucumbir grandes economías y distintas expectativas sociales, pero que, a la vez, nos mueve al descubrimiento de nuevas modalidades de vida hasta el momento desconocidas o poco explotadas.

Muchas disyuntivas hacen que se genere en nosotros una sensación extraña e involuntaria que de pronto resulta ser angustiante, luchas de argumentos como: Sobrevivir vs cuidarme, informarme vs abrumarme, saber vs descubrir, minimizar vs afrontar, reinventarme vs fracasar, alejarnos vs contacto seguro, aislamiento temporal vs aislamiento eterno, miedo a perder un ser querido vs proteger y vivir a nuestros seres queridos, entre otras disyuntivas que quizás no mencionemos.

La realidad es que estamos frente a un virus que al igual que otros puede o no ser mortal, la diferencia radica en que ha llegado al mismo tiempo para todo el mundo y esto hace replicar los efectos, siendo la prudencia y el control de nuestras acciones la principal arma contra la pandemia. Se llama a respetar las normas, a evitar aglomeraciones, a mantener el distanciamiento social, a buenas conductas de higiene, etc, o sea, la contención está en nosotros.

Sin embargo, esto no nos exime de aquellas sensaciones que nos genera haber estado en contacto con alguien confirmado con el virus, tener un familiar que lo esté cursando o ser yo quien esté confirmado. Para algunos el diagnóstico es visto como el final, para otros es una condición más y partiendo del hecho de que la confirmación de cualquier condición de salud es un nuevo reto para afrontar; ¿Cuáles serían las ventajas o beneficios de aferrarnos al fracaso como la única alternativa posible?

La salud preventiva e inicios de tratamientos a tiempo son vitales frente a la realidad que hoy vivimos, siendo así, fortalecer nuestro sistema inmunológico, una sana alimentación, uso de mascarillas, el ejercicio de buenos hábitos de higiene, comunicación inmediata con su especialista de cabecera ante aparición de algún síntoma y la sana convivencia, son rutas seguras en el trayecto que conduce a la salida de esta pandemia.

Dominar el miedo es un reto, es más, es el reto; la preocupación excesiva disminuye la capacidad de escuchar objetivamente las recomendaciones médicas, eleva sustancias en nuestro cuerpo que conducen a la maximización de los síntomas y produce alteraciones en patrones fundamentales como el sueño y la alimentación.

En su justo tiempo, todo pasará y quedaremos llenos de experiencias y nuevos puntos de partidas afrontar las realidades, mientras tanto, preservemos nuestra salud emocional para poder enfrentar airosamente las situaciones, para esto a continuación presentamos algunas recomendaciones:

-Desarrolla nuevos hábitos de integración familiar en el hogar, donde reine la escucha activa entre cada integrante y la realización de proyectos antes no realizados por falta de tiempo en casa.

-Descubre nuevas formas de interactuar en pareja, nuevos platos, nuevas series, nuevos enfoques, metas, plazos, nuevos espacios por recorrer y sensaciones por descubrir.

-Realiza alguna actividad física, auxiliándote de videos, músicas, bailes en familia, creen rutinas de ejercicios y disfruta el ritmo.

-Evita la exposición masiva a contenidos de comunicación amarillista, evitando estar en grupos donde lo que se comparta sean puras tragedias, donde no te sumen tranquilidad, mantenerte actualizada o actualizado desde medios de comunicación objetivos.

-Valora el aquí y el ahora, lo que eres y tienes, que el pasado sea referencia y el futuro se mantenga incierto.

-Desarrolla nuevas relaciones de amistad, laborales o reconecta vínculos perdidos con algunos familiares, la vinculación nos ayuda a crecer.

-Habla de tus angustias e incertidumbres con alguien de confianza, tienes derecho a sentir, a expresar tus emociones.

-Brinda ayuda y soporte a los demás, pero también permite que lo hagan contigo.

-Mantente optimista, no permitas que las circunstancias empañen los antecedentes de temporadas superadas.

-Procura crear un espacio físico seguro para ti y los tuyos, partiendo de la idea de que es ese el que puedes controlar.

-Crea rutinas constantes y variadas, tanto individuales como familiares.

Si ves que estás evidenciando niveles de irritabilidad, palpitaciones, exceso o disminución de ingesta de alimentos, dificultad para conciliar el sueño o mantenerlo, de la nada te vienen pensamientos de sucesos catastróficos, pierdes interés por las cosas, crees perdidas tus proyecciones de futuro…. Muy probablemente sean manifestaciones de que tu salud mental está siendo afectada, aplica las recomendaciones brindadas y contacta a un profesional del área para recibir soporte y acompañamiento.